Seguridad certificada por

Iniciativa registrada con

CON SU FIRMA NOS AYUDA A DETENER EL EXTREMISMO EN EUROPA

Apoye la Iniciativa Ciudadana Europea:

  • Para medidas efectivas contra el terrorismo
  • Para la protección efectiva de los menores
  • Para una Europa más pacífica
Jan 20, 2018

Este hecho se denomina en ocasiones «cautividad marital». Algunas mujeres que han contraído matrimonio en sus países de origen, donde impera la ley islámica (sharía), se encuentran en una posición muy débil cuando intentan reivindicar sus derechos incluso después de trasladarse a Europa.

Un conjunto de leyes retrógradas

Las mujeres del mundo occidental gozan de muchas más libertades que aquellas que viven en países que aún se rigen por las estrictas normas de la ley islámica. Sin embargo, para algunas mujeres casadas en países como Pakistán o Irán, el hecho de trasladarse a Europa no necesariamente les facilita el camino para disfrutar de las libertades que quizá podrían esperar.

Los tribunales europeos han reconocido algunos matrimonios basados en la desigual ley islámica por la que se rige el matrimonio en otros países. En esos países, para una mujer —que a menudo sigue estando a merced del hombre— puede ser muy difícil obtener el divorcio. En Inglaterra, se distingue entre matrimonio civil y religioso. Este último, a menudo, dificulta sumamente la vida de una mujer.

El problema radica en que cada país tiene sus propias leyes, y estas leyes no ofrecen el mismo tipo de protección a la mujer.

Un paradigma en constante cambio

Las normas que rigen el matrimonio musulmán en Europa cambian continuamente, con lo que resulta complicado mantener un seguimiento preciso. En Bélgica, los musulmanes marroquíes sienten la necesidad de celebrar tres contratos matrimoniales diferentes —un procedimiento civil belga y una boda religiosa tanto en Bélgica como en Marruecos— con la intención de que todos ellos sean reconocidos.

Se trata de un conjunto complejo de leyes, que en el caso de la mujer se complica incluso más.

En Europa nos sentimos orgullosos de contar con un sistema según el cual todas las personas, con independencia de su género o posición, gozan de los mismos derechos humanos fundamentales. Esta circunstancia no debería ser diferente para las personas que en algún momento de su vida han vivido bajo la sharía.

STOP EXTREMISM considera que las leyes radicales que en otros países sitúan a la mujer en una posición de inferioridad no deben respetarse en Europa. Este tipo de extremismo debe reconocerse como tal, y para combatirlo cada uno de nosotros debemos contribuir a defender los derechos de la mujer a lo largo y ancho del continente. Le pedimos que suscriba nuestra petición para sumar su voz a esta importante causa.

Imagen: Shutterstock.com Fuente: https://www.economist.com/news/international/21732105-differences-marital-law-provide-opportunity-unscrupulous-men-how-sharia-marriages