Seguridad certificada por

Iniciativa registrada con

CON SU FIRMA NOS AYUDA A DETENER EL EXTREMISMO EN EUROPA

Apoye la Iniciativa Ciudadana Europea:

  • Para medidas efectivas contra el terrorismo
  • Para la protección efectiva de los menores
  • Para una Europa más pacífica
Nov 19, 2017

Seguramente ninguna otra organización islámica política tenga tanta influencia en Europa —ni tampoco un volumen tan grande de adeptos— como la organización nacionalista turca Milli Görüs (en turco, «visión nacional»).

Fundada en la década de 1970 por el ex primer ministro turco Necmettin Erbakan (un mentor de Erdogan), la coalición, con una clara orientación islamista y antisecular, tiene por objetivo provocar «desde abajo» un cambio en las relaciones de poder, lo que los ciudadanos entienden como una revolución islámica. Se ven a sí mismos como una fuerza política holística. La meta final de sus aspiraciones es lograr un sistema social islámico en el que se aplique la sharía, esto es, la ley islámica.

En Europa, esta organización extremadamente influyente opera en 12 países bajo el nombre de «Comunidad islámica Milli Görüs» (IGMG, por sus siglas en alemán). De acuerdo con la Oficina Federal de Protección Constitucional en Hesse, la IGMG controla más de treinta asociaciones regionales europeas con alrededor de 500 comunidades de mezquitas, 300 de ellas solo en el territorio federal. La propiedad inmobiliaria de IGMG está gestionada por la Europäische Moscheebau- und Unterstützungsgemeinschaft e. V. (una sociedad de construcción y apoyo de mezquitas) cuyo líder principal, Ibrahim El-Zayat, es considerado una figura central en el Islamismo europeo.

La IGMG intenta adoctrinar a sus miembros desde una edad temprana y, más tarde, mantener a sus partidarios comprometidos con amplias ofertas. Los cursos de adoctrinamiento para niños y adolescentes adquieren mucha importancia. De hecho, la Oficina Federal de Protección Constitucional en Hesse señala que los niños se familiarizan con la organización de una forma lúdica, a base de cómics, recibiendo instrucciones de manualidades y coloreando imágenes, todo ello con vistas a hacerlos emocionalmente receptivos de su ideología y objetivos islamistas. Además, la organización se convierte frecuentemente en el centro de atención por la celebración de certámenes de lectura de El Corán.

La IGMG, que ya ejerce una gran influencia financiera, ha recibido fondos del Ministerio de Familia alemán, a pesar de las profundas críticas recibidas. Con motivo de una campaña contra la manifestación de discursos de incitación al odio, la Bündnis der Islamischen Gemeinden in Norddeutschland (Alianza de Comunidades Islámicas en el norte de Alemania) recibió un apoyo económico por un total de 130.000 euros a lo largo de cuatro años. Según un informe de 2005 de la Oficina Federal en Hamburgo, esta alianza es un brazo directo del IGMG.

Para que esto no ocurra en el futuro, STOP EXTREMISM propone una directiva europea para evitar el extremismo, según la cual las asociaciones radicales estén obligadas a divulgar sus fuentes de financiación con el fin de permitir que los ciudadanos obtengan una descripción precisa, alejadas de posibles influencias ocultas. Por ese motivo, suscriba ahora nuestra petición.

Fuentes:

https://lfv.hessen.de/sites/lfv.hessen.de/files/content-downloads/A6_WasistIslamismus_5_1.pdf
http://dipbt.bundestag.de/dip21/btd/18/079/1807941.pdf