Seguridad certificada por

Iniciativa registrada con

CON SU FIRMA NOS AYUDA A DETENER EL EXTREMISMO EN EUROPA

Apoye la Iniciativa Ciudadana Europea:

  • Para medidas efectivas contra el terrorismo
  • Para la protección efectiva de los menores
  • Para una Europa más pacífica
Nov 23, 2017

La influencia de la sharía (ley islámica) en el sistema judicial occidental es cada vez mayor. El problema ya está ahí. Existen «tribunales sharía» reconocidos en el Reino Unido, donde los jueces usan la jurisprudencia islámica para fundamentar sus decisiones.

La baronesa Caroline Cox, miembro independiente de la Cámara de los Lores, ha manifestado su preocupación frente a este despliegue de la ley islámica en un informe detallado. En sus cuarenta páginas, la baronesa señala que la sharía está desgastando, lentamente pero con contundencia, el principio fundamental de la igualdad ante la ley.

¿Qué está pasando?

Desde 1996, en el Reino Unido existe una «Ley de arbitraje» que otorga a las respectivas partes en un proceso civil el privilegio de que las decisiones judiciales adoptadas por un mediador puedan invocarse ante un tribunal.
El informe ilustra el modo en que los tribunales sharía confunden deliberadamente los límites de conceptos como «arbitraje» y «mediación» para actuar de acuerdo con la ley islámica.

¿Quiénes son las víctimas?

En particular, las mujeres musulmanas son las más afectadas: si bien están discriminadas por una jurisdicción cuasi legal, al mismo tiempo son forzadas por sus familias, estrictamente conservadoras, para buscar a estos «mediadores». «Existe la preocupación concreta de que las mujeres se verán presionadas para retirar denuncias de violencia doméstica después de haberlas interpuesto», advierte el informe.

A modo de ejemplo, según la ley islámica, en el caso de un talaq (divorcio islámico), la mujer se encuentra en una posición desfavorable: mientras que el esposo solo tiene que pronunciar tres veces «¡Te rechazo!», la esposa tiene que cumplir varias condiciones y, en muchos casos, hacer frente a un posible estigma social que asegure un tipo de obediencia preventiva.
¿Qué consecuencias tiene esto?

La baronesa Cox ha presentado en diversas ocasiones propuestas de enmienda a la Ley de arbitraje; sin embargo, sus esfuerzos no han surtido efecto a pesar de las muchas declaraciones de apoyo obtenidas.
A este respecto la baronesa comentó: «La respuesta del gobierno será una prueba de fuego para conocer hasta qué punto respeta el principio de igualdad ante la ley o, por el contrario, está dominado por el miedo de “ofender” y, en consecuencia, seguirá permitiendo que estas mujeres sufran unas consecuencias tales que harían revolver en su tumba hasta a nuestras sufragistas».

Fuentes:
http://www.bowgroup.org/policy/bow-group-report-parallel-world-confronting-abuse-muslim-women-britain

http://www.conservativehome.com/platform/2015/03/baroness-cox-how-discriminatory-sharia-law-principles-affect-muslim-women-in-britain-today.html